4.10.13

No escuches

Un duende
pretende
tu vida,
querida.
No escuches
(sus buches
son ácidos
y flácidos).
Su mano
(¡villano
y cruel!)
es miel.
¡Despierta!
Vas muerta...

3.10.13

Suerte

¿Son tres
o cuatro;
no ves
que trato?
Lo digo,
lo intento
mi amigo.
Te cuento:
Amado
desnudo,
qué dado
más rudo.
¡Qué suerte
la muerte!

2.10.13

Quiero intentar

Pido perdón por eso que mi boca
dejó caer, brutal y alucinada,
como feroz caricia de una roca,
con la sed insaciable de una espada.
Las palabras, hoy sé, son animales
que se lanzan hambrientos y feroces;
disculpen el furor de mis puñales
y la punta de acero de mis voces.
Hoy que puedo escoger me he decidido
por rumbos del amor y la alegría,
no quiero más batallas ni más ruido
de almas enfermas de melancolía.
Perdón por mis cuchillos y veneno;
quiero intentar la gracia de ser bueno.

Rumbo al sur

Sonetín,
sonetón,
corazón,
¡qué trajín!

Bergantín
de prisión,
ser pasión
sin botín.

Al amar,
al albur,
al azar.

Soy tahúr
en tu mar,
rumbo al sur.