3.10.13

Suerte

¿Son tres
o cuatro;
no ves
que trato?
Lo digo,
lo intento
mi amigo.
Te cuento:
Amado
desnudo,
qué dado
más rudo.
¡Qué suerte
la muerte!