21.9.11

No quiero negociar con el olvido

¿Dónde estarás, que no bajo la sombra
que solo ayer te andaba y te cubría?
Tus pasos ya no pueblan esta alfombra
que supo de pasión, sin ser orgía.
¿Quién se llevó tu voz? ¿Cómo la noche
pudo hacerse de ti? ¿Cómo la muerte
pudo tragarse tu brutal derroche
de vida, de existir y de ser fuerte?
¿Dónde los besos? ¿Dónde los abrazos?
¿Quien se quedó con lo mejor de ti?
¿Cómo te hiciste escombros y pedazos
de una forma tan pobre y baladí?
No quiero negociar con el olvido;
por eso ni te vas, ni me despido.

1 comentario:

81128f8c-4b67-11e2-a104-000bcdcb471e dijo...

Me gustó mucho este poema, tiene mucho encanto.
Un abrazo