17.12.08

No pronuncio tu nombre, no te llamo

[escuchar el soneto]

No pronuncio tu nombre, no te llamo,
no le digo ni al viento que en tu pechos
ayer nacieron lágrimas y helechos,
y ni lo sabes tú, ni lo reclamo.
Me he quedado sin lengua, mi silencio
aprendió de las voces, y mis labios
llevan el sello gris con que los sabios
no hablaron más. Me salvo y me sentencio.
Que nadie sepa de tu piel de escándalo,
que nadie beba de tus pies hambrientos,
ni de tus dedos húmedos –sedientos–,
ni de tu cuello –azar– frágil y vándalo.
Nadie sabe de ti, nadie te siente,
espera que te mire o que te invente.

2 comentarios:

El Señor de Las Letras dijo...

Hola José Luis!!
Soy José Leonardo Riera Bravo, venezolano miembro de La Red Latinoamericana de Escritores de Literatura Infantil y Juvenil. He leído el correo que nos has enviado y obviamente he visitado tus paginas. Esta en particular me fascino, te felicito y te motivo a que sigas escribiendo, tienes en mí a un leal lector. Te voy a enlazar a mi blog, de hecho voy a ver si enlazo a todos los miembros de la red, pero tú te lo ganaste sin que eso fuera necesario! jejeje
Felicitaciones de nuevo!

JOSE LUIS MEJIA dijo...

Hola José Leonardo.
También visité tu blog. Me alegra que los jóvenes sigan creyendo en el poder renovador de las letras. Celebro tu esfuerzo y tu trabajo literario.
Un abrazo desde Yakarta y mantengámonos en contacto.
JL